Los Que se Fueron y Los Que Se Quedaron Pt.1

“Entonces estarán dos en el campo; el uno será tomado, y el otro será dejado. Dos mujeres estarán moliendo en un molino; la una será tomada, y la otra será dejada”. Velad, pues, porque no sabéis a que hora ha de venir vuestro Señor”.

Mateo 24:40

El 99% de los cristianos actuales en todo el mundo, creen que cuando Cristo venga unos serán tomados y otros serán dejados para experimentar la gran tribulación y que la frase “serán tomados” indica el arrebatamiento de la Iglesia. Pero veamos que eso no fue lo que el Señor Jesús le enseñó a sus discípulos en el monte de los Olivos. Para comprender lo que significó lo de ser tomado y ser dejado, es necesario ubicar esas dos frases dentro del tema principal de Mateo 24 que fue “la destrucción del templo, la segunda venida de Cristo en juicio sobre Jerusalén, y el fin del siglo o era del judaísmo”,

V:3.

¿A qué se le llamó segunda venida? Al juicio de Dios sobre la última generación de la nación de Israel, donde estuvo en pie el último templo judío y la última Jerusalén sagrada a los ojos de Dios.

Observa que en Mateo 24:37 el Señor Jesús relacionó su segunda venida con el juicio de Dios que cayó sobre la generación de Noé. El dijo: “Como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre”. ¿Qué trajo a la tierra el juicio de Dios? Lo trajo la maldad de la generación de Noé, donde Génesis 6:5 dice que era de continuo solamente el mal. ¿Qué trajo a Jerusalén el juicio de Dios? Lo trajo aquella generación de víboras que habló Jesús en Mateo 23:33.

Jesús le profetizó a Jerusalén en Lucas 19:41-44 que sus enemigos (los romanos) la rodearían con vallados y la derribarían a tierra y no dejarían piedra sobre piedra, por cuanto no conocieron el tiempo de la visitación de su Mesías. En los dos juicios de Dios, como en los días de Noé y como en los días de Jerusalén, hubo retribución.

Lucas 21:22 dice: “Pero estos son días de retribución, para que se cumplan todas las cosas que están escritas”. ¿Qué es una retribución? Es un pago de Dios, es una aplicación de penas, es una manifestación de la ira de Dios. En Dios existe “justicia retributiva” porque su justicia no tolera lo malo y su ley demanda el castigo de los malos. Pablo dijo en 2 Tesalonicenses 1:7,8 que cuando el Señor se manifestara desde el cielo…vendría en llama de fuego, para dar retribución a los que no conocieron a Dios, ni obedecieron al evangelio; los cuáles sufrirían pena de eterna perdición, excluidos de la presencia del Dios y de la gloria de su poder. Eso fue lo que sucedió en el juicio de Dios sobre Jerusalén en el año 70 d.C. Su venida fue en llama de fuego o en llama de juicio.

En los días de Noé, la retribución produjo una separación entre los que corrompieron su camino y entre la familia de Noé que halló gracia delante del Señor. La familia de Noé fue dejada para salvación en el arca y los descendientes de Noé fueron tomados por el agua para destrucción. El propósito de una retribución es hacer una separación entre trigo y cizaña; entre oveja y cabrito; entre justo e impío: entre creyente e incrédulo, por eso, es que Jesús habló en Mateo 24:40,41 de los dos en el campo y de las dos en el molino, ¿Por qué? Porque en el año 70 d.C. iba a haber un juicio, un discernimiento, una exclusión, una separación. Fíjate, que Pablo habló de esa separación en 2 Tesalonicenses 1:4-10 donde dice que iba a haber una demostración del justo juicio de Dios…porque es justo delante de Dios PAGAR CON TRIBULACIÓN a los que os atribulan…para DAR RETRIBUCIÓN a los que no conocieron ni obedecieron al evangelio.

¿Qué sucedió en el diluvio? Que en ese juicio, unos fueron dejados y otros fueron tomados. Fueron dejados para el arca de refugio, Noé y su familia. ¿Qué sucedió en el año 70 d.C.? Que en ese juicio, unos fueron dejados y otros fueron tomados. Cuando Cristo vino en juicio  sobre el templo, sobre la nación de Israel y sobre la ciudad de Jerusalén, ellos fueron tomados por el filo de la espada romana, por el fuego de la ciudad, y por el sitio que las legiones romanas aplicaron donde nadie escapó de su gran tribulación.

El ser tomado NO ES ARREBATAMIENTO como falsamente te enseñaron. Ser tomado fue una clara indicación de separar a los malos para aplicarles el juicio de Dios en el año 70 d.C.. Ser dejado indicó que los creyentes obedientes de las iglesias del primer siglo fueron separados para ser librados en los montes donde huyeron para escapar de la destrucción inminente sobre la nación de Judea y Jerusalén. Mateo 24:22 dice que si aquellos días no hubieran sido acortados, nadie sería salvo; mas por causa de los escogidos, aquellos días fueron acortados, es decir, si Dios no acorta esos días, hasta los escogidos hubieran sido tomados por las legiones romanas en los caminos y aun en los montes, pero ellos fueron dejados fuera de esa destrucción, ya que el Señor les dijo en Mateo 24:15 que cuando vieran en el lugar santo la abominación desoladora…huyeran a los montes, y en Lucas 21:20 les dijo que cuando vieran a Jerusalén rodeada de ejércitos, sabed que su destrucción ha llegado, y por eso, debían huir a los montes.

La palabra “TOMADO” es del griego Paralambano y significa “Erradicar algo de la tierra abruptamente”. Ser TOMADO no es ser arrebatado es ser destruido. Esto fue lo que enseñó Jesús en Mateo 24:40 sobre los dos en el campo y las dos en el molino. Cuando vino el juicio, ese juicio erradicó a uno de la tierra y al otro lo dejó. Eso fue lo que también paso en los días de Noe y por eso, Jesús hizo la comparación de su venida con ese diluvio. Los malos de la generación de Noe, fueron tomados, destruidos, erradicados, y exterminados. Y Noé y su familia fueron dejados, libres de ese juicio, salvos de ese castigo. Ahora, si entendemos lo que dijo Jesús en Lucas 17:24-30 donde comparó su venida como en los días de Noé y como en los días de Lot. ¿Quiénes fueron dejados salvos en el arca en los días de Noé? Noé y su familia, ¿Quiénes fueron tomados por el diluvio de las aguas? Los malos. ¿Quiénes fueron dejados salvos en el valle en los días de Lot? Lot y sus hijas, ¿Quiénes fueron tomados por el fuego en las ciudades? La mujer de Lot y los habitantes de Sodoma y Gomorra.

En el año 70 d.C. cuando Cristo vino por segunda vez con relación a la caída del templo y la destrucción de Jerusalén, ¿Quiénes fueron dejados salvos en el refugio de los montes? Los creyentes, ¿Quiénes fueron tomados por la gran tribulación de las legiones romanas en la ciudad de Jerusalén? Los malos. Concluimos, que Mateo 24:40,41 que la frase “el uno será tomado” y “la una será tomada” no indica nunca jamás un arrebatamiento, sino una destrucción en juicio de Dios. Si esto sucedió en Jerusalén y la tierra de Judá, entonces, Cristo si vino por segunda vez sin relación con el pecado, para salvar a los que le esperaron en el 70 y vino con relación al templo y Jerusalén para destruir a los que nunca lo esperaron.

Proximo Blog: 1/24/2011

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s