Modela La Vida

Ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza.” 1 Timoteo 4:12

La palabra “ejemplo” es del griego tupos y significa “modelo, la estampa hecha por un molde, una figura o una forma de conformación”. En el arte de la moda las figuras de ella son los modelos que exhiben las prendas de la moda. Un modelo es el exhibidor de un producto.Nosotros somos los modelos del nuevo pacto de la gracia, pero, ¿Qué debemos exhibir o modelar? No estamos para exhibir un producto sino a una persona y esa persona es el Cristo resucitado, Pablo dijo en Efesios 3:17 “…para que habite Cristo por la fe en vuestros corazones…”.

Cristo ya está dentro de ti y tú como modelo de la gracia debes exhibir, representar y modelar Cristo sólo Cristo. En gracia, no estamos para exhibir una religión, sino una relación con Cristo. No estamos para “hacer” Cristo sino para “ser” Cristo.Pero, ¿Cómo modelar Cristo? Lo podemos modelar en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza. Esto fue lo que le dijo Pablo a Timoteo “Sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza. En otras palabras, Pablo le dijo: Timoteo, sé modelo de los creyentes.

Cómo modelo de la gracia, debes ser ejemplo en palabra, Efesios 4:29 dice que “ninguna palabra corrompida debe salir de nuestra boca.” Tú tienes que ser ejemplo en palabra y una palabra es un dicho y el salmista dijo “Que los dichos de mi boca y la meditación de mi corazón sean gratos delante de ti, oh Señor, roca mía”.Un chisme es una palabra corrompida. Un dicho despectivo, un comentario contra algo o alguien es una palabra corrompida de tú boca. Si tú estás en esto, entonces, no estás siendo modelo de los creyentes, no eres un modelo de gracia sino de desgracia.

Pablo dice que “de tú boca debe salir la palabra que sea buena para la edificación, a fin de gracia a los oyentes.” Observa que la gracia se relaciona con la palabra, ¿Qué palabra es la que edifica a los oyentes? Hechos 20:32 dice Y ahora, hermanos, os encomiendo a Dios, y a la palabra de su gracia, que tiene poder para sobreedificaros y daros herencia con todos los santificados. La palabra buena, la que edifica a los creyentes oyentes es la palabra de Su gracia. Esa palabra por tú boca tiene poder para sobreedificar a los santificados. Modela esta palabra de gracia.

La palabra de Su gracia la modelamos no sólo en palabra sino también en conducta. Tito 2:10 dice “No defraudando, sino mostrándose fieles en todo, para que en todo adornen la doctrina de Dios nuestro Salvador.” La palabra “adornar” es del griego kósmeo  y significa “Ataviar, ornamentar o amueblar un espacio o un producto”.

Cuando no se toma la gracia como se debe se puede caer en el error de pensar: “ya estoy en gracia y la salvación no se pierde, entonces, hagamos fiesta con la carne toda la que se quiera ¡Eso es un disparate! ¿Por qué? Porque Pablo dice que tú debes “adornar” la sana doctrina de la gracia con ejemplo en palabra y en conducta.Cuando no se es modelo de gracia se es modelos de la desgracia. Es alli cuando no están creciendo en gracia sino creciendo en carne, en mal testimonio, en desgracia. La palabra de gracia que no prescribe deberes y que no obliga a nada, es una desgracia.

Si tú eres modelo de Su gracia, debes exhibir en tus presentaciones dos tipos de atavíos. 2 Pedro 3:3,4 dice “Vuestro atavío no sea el externo de peinados ostentosos, de adornos de oro o de vestidos lujosos, sino el interno, el del corazón, en el incorruptible ornato de un espíritu afable y apacible, que es de grande estima delante de Dios.” Observa que hay dos tipos de atavíos:
Un externo y otro interno. El externo tiene que ver con tu cuerpo-vaso de barro- y el interno tiene que ver con tú corazón. En conclusión: que todos seamos modelos en palabra y en conducta.

Tú eres modelo en palabra, en conducta, en amor, pero también en espíritu y fe. 2 Corintios 4:13 dice “Pero teniendo el mismo espíritu de fe, conforme a lo que está escrito: Creí, por lo cual hablé, nosotros también creemos, por lo cual también hablamos.” Observa que el “espíritu de fe” trabaja con lo que está escrito. El espíritu de fe no inventa doctrinas ni programas religiosos. Ese espíritu de fe cree en lo que está escrito y enseguida lo habla: Creí, por lo cual hablé. Tú debes ser modelo en espíritu de fe. Cuando me hablas fuera de lo escrito, no me estás hablando espíritu de fe. Sé ejemplo en espíritu de fe.

Los modelos del nuevo pacto, debemos ser ejemplo en pureza. La palabra “pureza” es del griego jagnéia y significa “una castidad que excluye toda impureza de espíritu o de estilo o de actuación. 1 Corintios 6:20 dice “Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios.” Sé un modelo de GRACIA a los creyentes. Camina en Nuevo Pacto y vive la Gracia.

Proximo Blog: 7/28/11

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s