Dios, Librame de la Prueba!!!

Todos en un momento determinado de la vida tuvimos que pasar una prueba.

Una dificultad en el trabajo, un examen en la escuela, aún en las relaciones que hemos desarrollado a lo largo de nuestra existencia como individuos que viven en permanente relación con el entorno que nos rodea. Permíteme recordarte que si quieres avanzar de una instancia académica a otra, debes ser evaluado, debes pasar la prueba, de lo contrario habrá un reprobado, serás retenido, no puedes continuar o si lo haces siempre estarás debiendo aquello en lo cual no saliste vencedor.

Cuando el hombre por sus propios medios intenta ser elevado más allá de su potencial, el fracaso es inevitable. Recuerda que promoción personal nunca puede reemplazar la promoción divina. Cuando la Biblia habla que Abraham fue probado por Dios, en realidad lo que estaba en disputa era el pacto y la descendencia.

Porque cuando se habla de pacto es medular que cada parte involucrada en dicho acto haga su parte, si así no sucediera, el mismo pacto carece de sentido, valor y vigencia. En el caso de Abraham, él creyó esperanza sobre esperanza.

Aunque viejo y lleno de canas, el patriarca entendió que Isaac era el hijo de la promesa y que de su vástago vendría una generación que serviría y caminaría en los propósitos eternos de Dios. Dios nos ha involucrado, por lo tanto no podemos creer que existiendo un pacto sobre nosotros todo queda como si nada sucediese. Para bien o para mal nos afecta, y quedar mirando como se desarrolla la acción no solo es tener en poco lo que Dios nos ha concedido sino es dar la espalda para trasformamos en cómodos espectadores sentados en la mullida butaca de la vida.

¿Dios dudaba de Abraham?

La declaración: “No extiendas la mano sobre el muchacho, ni le hagas nada.” (Génesis 22: 12) ahora traía definición a la vida del patriarca. La experiencia del monte Moriah no era para que Dios conociera hasta donde llegaría la obediencia de Abraham, sino que era para que el mismo Abraham entendiera lo que Dios demanda cuando nosotros mismos le peticionamos delante de su sublime Trono. Moriah fue la prueba para Abraham, y siempre será una enseñanza para nosotros, porque es en esas situaciones límites donde se dejará ver la plena manifestación del principio de lo que Dios quiere hacer con sus hijos, pero ten presente que siempre se manifestará la relación con Dios cuando en medio de la prueba tú te mantengas firme dentro del pacto.

¿Te siente en prueba? ¿Vives como si cada vez mas se complicara tu vida? Depúes de leer esto y revisar algunas cosas en tu interior puedes llegar a la conclusión que estas siendo formado para cosas mayores que Tu y que Dios no se ha olvidado de su pacto para contigo. Recuerda que no moriras en medio de tu fuego, solo que saldras diferente del mismo.

Proximo Blog: 7/21/11

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s