Corre sin Peso!!!!

                                                                                 …despojémonos de todo peso

y del pecado que nos asedia,

y corramos con paciencia

la carrera que tenemos por delante.

El autor del libro de Hebreos es claro cuando escribio que nos debemos de despojar de todo peso. (Hebreos 12:1 ) Su mensaje era claro. El mismo autor usa la palabra despojarnos para expresar el proceso de llevar cargas innecesarias. Dice que hay cosas que nos “asedian”. En otras traducciones bíblicas es sustituida por envolver o enredar. (NVI: …despojémonos del lastre que nos estorba)

El significado tiene la connotación de ser entretenido o aturdido con el fin de que no se cumpla el objetivo. Por eso el consejo de la carta: “No tan solo te despojas para la carrera sino que en la carrera te cuidas de no ser entretenido, aturdido o cargas pesos innecesarios.

Permíteme hacerte esta observación: cuando observas y sufres al darte cuenta que la crisis ha llegado a tu vida ¿Qué es lo primero que viene a tu mente?

“Estoy perdido”….. “Creo que es el fin…” “Yo sabía que lo bueno no dura…, o dura lo que un suspiro.

O miras la crisis como una oportunidad de ver algo más, de crecer, de ampliar lo que hasta ahora habías experimentado, de ver que hay mas delante de ti y tu estado presente no es el fin de tu vida, sino el principio de grandes logros que Dios te ha reservad. Muchas personas han fijado los límites en buscar una vida con ausencia de problemas, se pasan toda la vida edificando muros, crean “ghetos” para refugiarse, buscando sus propios condominios privados para aislarse, construyen sus propios búnker creyendo que las complicaciones no llegarán y por fin tengan la paz que ellos buscan.

Permítame decirle algo: Paz no es la ausencia de problemas sino que la paz es producto de que en tu vida hay presencia de destino, de metas y propósitos divinos. ¿De que te vale saber donde estás sino sabes hacia donde te diriges? Esta pregunta que puede parecer sencilla es la imperceptible lucha que se desata en nuestro interior, tornándose en la mayor amenaza para socavar nuestros principios en lo que se refiere a las metas a alcanzar.

Lamentable y paulatinamente en muchas de nuestras acciones y actitudes nos hemos convertido en nuestros mayores enemigos. Entonces los pensamientos, viejos hábitos que se acumulan, aún costumbres culturales enraizadas en nuestras naciones desvían la ejecución de los planes que Dios tiene para contigo.

Comienza a despojarte de todo peso que no te permite comenzar y que te ha detenido en medio de esta carrera. Identifica ese lastre que causa molestia y que necesitas soltar para que –como si fueras un reluciente aeroplano- puedas despegar de la tierra.

Parte del libro: “Llego el Día”. Por Julio Sotero

Puede Adquirir el Libro a través de nuestra pagina Web.

Proximo Blog: 7/18/11

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s