EL NUEVO ORDEN DE DIOS

“He aquí que yo hago cosa nueva; pronto saldrá a luz; ¿No la conoceréis? Otra vez abriré camino en el desierto, y ríos en la soledad”.

Isaías 43:19

De tiempos antiguos, Dios por medio de los profetas ha venido anunciando “cosa nueva”, ¿Qué cosa hizo Dios que pronto saldría a luz? Algo nuevo es algo nuevo en su forma; en su cualidad y en su naturaleza.Un nuevo pacto: Antes de la cruz, todas las cosas son viejas, porque pertenecieron a una antigua y pasada dispensación; pero después de la cruz, todo es nuevo en forma, calidad y naturaleza. Por ejemplo: después de la cruz, hay un nuevo pacto. Hebreos 8:13 dice Al decir: Nuevo pacto, ha dado por viejo al primero; y lo que se da por viejo y se envejece, está próximo a desaparecer. Observa que el nuevo pacto le dio fin al viejo pacto. Antes de que algo nuevo entre en acción, tiene que haber una reforma total. Dice Hebreos 10:1 que la <ley tenía la sombra de los bienes venideros”; y Hebreos 9:9-11 dice que <las figuras del tabernáculo de Moisés fueron símbolos para el tiempo presente, símbolos y sombras que fueron impuestos hasta el tiempo de reformas las cosas.

Reformar una cosa implica “rectificarla, enderezarla, y darle un nuevo orden a esas cosas”. ¿Cuándo entró en acción la reforma de Dios? Hebreos 9:26 dice que <en la consumación de los siglos, Cristo por el sacrificio de sí mismo, quitó de en medio el pecado>. Antes de la cruz, predominaban los siglos de la ley que venían desde Moisés hasta Cristo; pero por medio de Su muerte quitó de en medio el pecado de condenación y consumó la existencia de los siglos de la ley, Romanos 10:4 dice que <el fin de la ley es Cristo>. ¿Cómo se llaman los siglos después de la cruz? Efesios 2:5-7 dice que Dios <juntamente con Cristo nos hizo sentar en lugares celestiales, para mostrar en los siglos venideros las abundantes riquezas de su gracia en su bondad para con nosotros en Cristo Jesús>. Cuando Cristo murió, los siglos de la ley fueron consumados; pero cuando Cristo resucitó comenzaron los siglos venideros>. ¿Qué son estos siglos? Juan 1:17 dice que son siglos de gracia y verdad; porque la gracia y la verdad vinieron por medio de Jesucristo.
¿Qué es lo que se debe mostrar en los siglos venideros de la gracia? Se debe mostrar las abundantes riquezas de Su gracia. La gracia no tiene dueños ni es propiedad privada de movimientos e iglesias. Aquí las riquezas son de Su gracia, no de la gracia de ningún apóstol, profeta, evangelista, pastor y maestro. Después de la cruz, comenzó el tiempo de la rectificación o de la reforma de Dios. Cristo cumplió en su carne bajo la ley, todas las sombras y símbolos del A/T a fin de que el nuevo pacto reemplazase al viejo, por eso, esto es una reforma total, es un nuevo orden, la reforma de todas esas cosas fue Cristo. Hebreos 9:11 dice <“que estando ya presente Cristo…” todas las cosas ya se reformaron, ya se hicieron superiores. No hay ningún símbolo, representación o figura del A/T que no haya sido reformada por Cristo o cumplida. Tú tienes que vivir en el tiempo de lo superior o en el tiempo de la reforma total de Cristo y a este tiempo se le llama el “Nuevo pacto de la gracia”. Hebreos 8:13 afirma: Al decir: Nuevo pacto, ha dado por viejo al primero; y lo que se da por viejo y se envejece, está próximo a desaparecer”. Creyente viejo tiene pacto viejo; pero creyente nuevo tiene pacto nuevo.

Aquí en la reforma total de Cristo no hay nada viejo, sino que todo es hecho nuevo; porque en Cristo, la profecía de Isaías 43:19 ya se cumplió, El ha hecho cosa nueva, pacto nuevo. En este nuevo pacto todo es reforma, no hay sombras, no hay representaciones de Cristo; porque Cristo ya se hizo presente, la realidad está con nosotros. Diga conmigo: “Yo estoy en la reforma de Dios; en algo nuevo; en algo superior. La reforma no comenzó en el año 1500 con Martín Lutero, la reforma total comenzó con Cristo hace dos mil años atrás. Lutero simplemente fue un instrumento que sacó del baúl de las doctrinas, la enseñanza de la justificación por fe. Lutero no inventó nada; sólo sacó a la luz pública la antigua doctrina de la justificación por fe. El reformador mundial de la gracia es Cristo; porque Gálatas 4:4 dice <venido el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su Hijo para rectificar todas las cosas impuestas, para darle la verdadera reforma. Por ejemplo: Antes de la reforma total de Cristo, el profeta Jeremías hizo una remembranza de que Dios había prometido a Israel hacer con ellos un Nuevo Pacto. Cristo dijo en Mateo 26:28 <que su sangre está relacionada con el Nuevo Pacto>; Pablo dijo en 2 Corintios 3:6 <que nosotros somos ministros competentes de un Nuevo Pacto>  y en Hebreos 8:6 dice <que Cristo es el mediador del Nuevo Pacto>. El tiempo de la reforma total de Cristo dio comienzo a un nuevo pacto tanto para judíos como para gentiles. Las profecías de Jeremías tocante al nuevo pacto prometido ya se cumplieron en la Iglesia compuesta de judíos y gentiles.

Dios no tiene dos nuevos pactos en vigencia: Uno para la Iglesia y otro nuevo para Israel. Hay un solo nuevo pacto para dos pueblos, porque Efesios 2:14 dice <que Cristo es nuestra paz. Que de ambos pueblos hizo uno derribando la pared intermedia de separación…para que por medio de Cristo los judíos y gentiles tuviéramos entrada por un mismo Espíritu al Padre>. El tiempo de la reforma de Cristo ya llegó, esa reforma total está en la gracia, es nuestra y está con nosotros y no va a ver otra reforma para los judíos. No hay dos reformas; porque si hubiese dos, habría dos sacrificios para quitar los pecados de los gentiles y de los judíos. Habría dos evangelios con dos pedagogías diferentes. Habría dos Espíritus Santos. Habría dos apostolados. Habría dos tipos de iglesia. Habría dos Cristo. El Espíritu Santo no atestigua dos nuevos pactos, sino uno solo. Hebreos 9:15 dice que Jesús es mediador de un nuevo pacto <no de dos>. Tanto los judíos como los gentiles, están siendo llamados a recibir la promesa de la herencia eterna.

Así que, judíos y gentiles, tenemos libertad para entrar en el Lugar Santísimo por la sangre de Jesucristo. En la reforma total de Cristo, en el nuevo pacto de la gracia, los judíos no son más importantes que nosotros los gentiles en Cristo, ni los gentiles más que los judíos. Cristo ya vino y cumplió su misión para judíos y gentiles. El ya vino a los suyos y los suyos no le recibieron. El ya es mediador de un nuevo pacto. El es la reforma total para un solo pueblo compuesto de judíos y gentiles en Cristo.

One thought on “EL NUEVO ORDEN DE DIOS

  1. Es maravilloso ser parte d este acontesiiento tan triungfante y glorioso d la iglecia. Saber q vives un nuevo pacto del cual el padre nos permite enterder como es que el nos ve, bendecidos no proximos a bendecir,en luz no en tinieblas,en victoria no en derrota o como ministros actos y calificados del nuevo pacto, el pacto de la gracia de dios sobre toda la humanidad, ministros reformados con actitud y mente renovada con consiencia de reyno y mas inportate aun de cuerpo, gracias padre por tu inmensoo amor

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s