ESTO QUE VES NO ES Pt. 1

La gracia de Dios no tiene secta ni sectoriza a nadie. La gracia es para todo aquel que crea. La gracia no tiene dueños, ni es propiedad privada de ningún concilio evangélico o no evangélico. La gracia no es de los hombres, sino para los hombres. No llame secta a lo que bíblicamente no es.  ¿Qué es una secta?: Antes de definirla, veamos algunos textos bíblicos que nos ayudan a comprender que cosa es una secta, quién es un sectario, a qué llama usted secta, y qué no es una secta.

Mateo 24:3-5 dice: “Y estando él sentado en el monte de los Olivos, los discípulos se le acercaron aparte, diciendo: Dinos, ¿cuándo serán estas cosas, y qué señal habrá de tu venida, y del fin del siglo? Respondiendo Jesús, les dijo: Mirad que nadie os engañe. Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y a muchos engañarán. ¿Qué es una secta en este pasaje? Es un grupo de personas que suplantan al Cristo de la gloria por el “Yo soy el Cristo”. Fuera de Cristo todo es secta, pero nadie es secta si está en Cristo. Secta equivale a sectorizar y el que está en Cristo no puede sectorizar a ningún hermano ni excluirlo. Tú puedes ser excluido de un concilio evangélico, de una religión, de una asociación de hombres o de mujeres; pero nadie te puede excluir de Cristo, porque según Efesios 1:6 ya fuiste acepto en el Amado. No sufras de rechazo por nada ni por nadie, eres un acepto en el Amado. Dios ama a todos los que nos ha aceptado.
¿Quién es un sectario? Quién utiliza el nombre de Cristo para sus fines, codicias materiales, glorias, proyectos, concilios y ambiciones personales. Jesús dijo que muchos, “Vendrían en Su nombre”,  ¿A qué se llama secta? Se le llama secta a quién no glorifica a Cristo sino que se auto glorifica y engaña a sus simplistas seguidores diciéndoles que “Es alguien de la Biblia, el iluminado, el único, el especial, el Cristo”.

Es sectario el que excluye a otros. El que sectoriza con sus palabras y sus actitudes. El que compite con la gloria de Dios. El que busca lo suyo y no lo de Cristo. El que no ama a los demás ni los respeta.
¿Qué no es una secta? No es la iglesia que predica el único evangelio de salvación. No es el pastor o ministro competente del nuevo pacto de la gracia de Dios. No es el que glorifica a Cristo. No es el que ha nacido de nuevo. No es el salvo siempre salvo o el Santo siempre santo. No es el que reconoce que Jesucristo es el Señor.
2 Tesalonicenses 2:2-12 dice “que no os dejéis mover fácilmente de vuestro modo de pensar, ni os conturbéis, ni por espíritu, ni por palabra, ni por carta como si fuera nuestra, en el sentido de que el día del Señor está cerca.  A fin de que sean condenados todos los que no creyeron a la verdad, sino que se complacieron en la injusticia.”
¿Qué es una secta según este pasaje? Es un grupo de personas que no creen la verdad bíblica de que el día del Señor estaba cerca.
¿A qué llamaron los judíos secta? Los judíos eran muy celosos de su religión, de su ley y de sus normas. Ellos llamaron “secta”  a los cristianos, porque se apartaron de la ortodoxia de la religión, ley, y normas judías para ir en pos de un tal llamado Jesús de Nazareth. Jesús era un nuevo personaje en el escenario religioso del Imperio romano, y por eso los judíos los tildaron de secta.
¿Cuál es la definición aproximada de la palabra secta? La palabra secta es del griego Hairesis que significa “la perversión de una verdad para provecho particular o colectivo”.

¿Conoce algún líder de iglesia, de religión, de movimiento o de concilio que ha pervertido alguna verdad bíblica para Su propio provecho personal o de Su concilio? Eso es una secta. En Hechos 24:1-5,10,13-16 Pablo fue tildado por Tértulo de ser el “cabecilla” de la secta de los nazarenos, el texto dice:
“Cinco días después, descendió el sumo sacerdote Ananías con algunos de los ancianos y un cierto orador llamado Tértulo, y comparecieron ante el gobernador contra Pablo. Y cuando éste fue llamado, Tértulo comenzó a acusarle, diciendo. Porque hemos hallado que este hombre es una plaga, y promotor de sediciones entre todos los judíos por todo el mundo, y cabecilla de la secta de los nazarenos. Habiéndole hecho señal el gobernador a Pablo para que hablase, éste respondió. Ni te pueden probar las cosas de que ahora me acusan. Pero esto te confieso, que según el Camino que ellos llaman herejía, así sirvo al Dios de mis padres, creyendo todas las cosas que en la ley y en los profetas están escritas; teniendo esperanza en Dios, la cual ellos también abrigan, de que ha de haber resurrección de los muertos, así de justos como de injustos. Y por esto procuro tener siempre una conciencia sin ofensa ante Dios y ante los hombres.”

¿A que llamó Tértulo erróneamente herejía? A la palabra de gracia que predicaba Pablo. Tértulo el orador judío llamó “plaga” a la gracia de Dios y tildó falsamente a Pablo de “promotor de sediciones” entre los judíos. Pablo predicaba acerca de la resurrección de justos e injustos y Tértulo llamó erradamente a la resurrección una “herejía”.
¿Quién es un sectario? Quién usa el talento, la posición y la oratoria como Tértulo para tratar de ganar honra entre aquellos que no disciernen las doctrinas claves de Cristo como la resurrección de los muertos. Tértulo era un ignorante de la doctrina de la resurrección y por eso la atacó y arremetió contra Pablo el orador de la resurrección y la esperanza de Dios
¿A qué llama usted secta? A todo aquel o aquellos que se confederan o unen para atacar las doctrinas de la palabra revelada que ellos mismos no entienden, desconocen o no saben predicar o enseñar. Son aquellos que no dejan presentar defensa ante los demás de lo que se enseña.

Usted no puede llamar secta:
A uno que es salvo por la gracia de Dios por medio de la fe en Cristo (Efesios 2:8-9); A uno que confiesa, predica y cree en el misterio de la piedad (1 Timoteo 3:16); A uno que ha sido bendecido con toda bendición espiritual (Efesios 1:3); A uno que fue escogido por Dios antes de la fundación del mundo para ser santo (Efesios 1:4); A uno que ha sido amado, conocido, predestinado, llamado, justificado y glorificado (Romanos 8:28-30).

¿Quién acusará a los escogidos de Dios? Dios es el que justifica (Romanos 8:33).
12. ¿Quién es el que condenará? Cristo es el que murió y resucitó (Romanos 8:34). Ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús (Romanos 8:1). ¿Por qué se tilda de secta a aquellos hermanos que han dejado ya los rudimentos de la ley? Porque los acusadores no han visto todavía las cosas que ojo no vio, ni oído oyó (1 Corintios 2:9). Porque los acusadores no han comprendido que “Al decir: Nuevo pacto, ha dado por viejo al primero; y lo que se da por viejo y se envejece, está próximo a desaparecer” (Hebreos 8:13).
Porque los acusadores no han visto que la ley tenía la sombra de Cristo, no la imagen misma de Cristo; y esas sombras de la ley nunca pudieron hacer perfectos a los que practica ese culto (Hebreos 10:1)(9:9).Porque los acusadores no se han dado cuenta que estando ya presente Cristo, por una sola ofrenda hizo perfectos para siempre a los santificados, (Hebreos 9:11)(10:14).
Porque los acusadores al seguir guardando los rudimentos (símbolos, ritos) no puede ir adelante a la perfección de la doctrina de Cristo (Hebreos 6:1-3).
Porque los acusadores no han entendido que cambiado el sacerdocio, necesario es que haya también cambio de ley (Hebreos 7:12). Porque los acusadores no han visto que por medio de Moisés vino la ley, pero por medio de Jesucristo vino la gracia y la verdad (Juan 1:17).Porque los acusadores no han entendido que venido el cumplimiento del tiempo, Dios envió a Jesucristo nacido de mujer y nacido bajo la ley para poder cumplirla por nosotros (Gálatas 4:4).

Porque los acusadores no han visto que Cristo hace dos mil años abolió en su carne (cuerpo) la ley de los mandamientos expresados en ordenanzas, para crear en sí mismo de los dos un solo y nuevo hombre (iglesia), haciendo la paz (Efesios 2:15).Porque los acusadores no han comprendido que en Cristo Jesús ni la circuncisión (ritos) vale algo, ni la incircuncisión (sin ritos), sino la fe que obra por el amor (Gálatas 5:6). Porque los acusadores en lugar de estar respaldando, predicando el evangelio completo de la gracia solamente por fe, están predicando el “otro evangelio” (obras), y Gálatas 1:8 dice “Mas si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciáremos otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema”. El único evangelio que anunció Pablo y sus colaboradores fue el evangelio de la gracia por fe. El otro evangelio (el de las obras y rudimentos) es anatema.
Porque finalmente los acusadores no han visto que cuando Cristo dijo en la cruz “Consumado es” (Juan 19:30) nos hizo completos en él (Colosenses 2:9). Porque los acusadores no han entendido de que siendo muchos, somos un cuerpo en Cristo, y todos miembros los unos de los otros (Romanos 12:5).

En Cristo nadie es secta, todos somos hermanos de la común salvación y miembros del cuerpo universal de Cristo. Muchas expresiones puede ser secta en los labios de un predicador, pero usted no puede llamar secta a la identidad interna y espiritual que todos los que hemos nacido de nuevo tenemos en el Cristo resucitado.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s