Palabra, Idioma, Lenguaje Prt. 2

Es una mentira, de que las palabras se las lleva el viento.Las palabras cuando salen por tu boca producen efectos reales y a veces de carácter irremediable. Vemos en Números 13 y 14 diez espías abrieron sus bocas, sacaron de sus corazones un no podemos subir contra aquel pueblo que mora en la tierra prometida, porque es más poderoso que nosotros y hablaron mal ¿Cuál fue el resultado de esas bocas hablando? Que toda la congregación aquella noche, gritó, lloró, y se quejaron y hablaron de apedrear a Moisés, a Aarón, a Josué y a Caleb.

¡Te das cuenta! Las palabras no se las lleva el viento. Las palabras salen con aliento, con una intención para producir algo positivo o negativo a favor de alguien o en contra de alguien o de algo. Entonces, enriquece el entorno de tu reino familiar con palabras de bendición. Suelta la palabra de éxito para tu negocio. Levanta a la iglesia con palabras y manos de ánimo, con palabras y manos de prosperidad, con palabras y manos de edificación. Bendice a tu pastor con palabras y manos de apoyo y de amor.

Lo que tú dices, creyendo, así será. Dice Proverbios 10:6 “hay bendiciones sobre la cabeza del justo; pero violencia cubrirá la boca de los impíos”. Pon una bendición sobre la cabeza de tus hijos, de tu pareja, de tu amigo, y sobre tu propia cabeza. Ahora, observa, que lo contrario a bendición es violencia. ¡En dónde comienza la violencia? No comienza en tu casa, comienza en tu boca, porque Salomón dijo que la violencia cubrirá la boza de los impíos.

Somos unos violentos con la boca; dañamos con la boca; pervertimos con la boca; y hasta una ciudad es capaz de ser trastornada por nuestra boca, Proverbios 11:11 dice “Por la bendición de los rectos la ciudad será engrandecida; Mas por la boca de los impíos será trastornada”.

¿Cuáles son los mayores influyentes en una ciudad? Los medios de comunicación, por medio de la radio, la prensa y la televisión una ciudad es engrandecida o es trastornada, ¿Qué debe hacer un rey de Dios en una ciudad? Debe engrandecerla Vemos en Proverbios 16:13 que “los labios justos son el contentamiento de los reyes, y éstos aman al que habla lo recto”.Engrandece a la ciudad por medio de la palabra. La oración, la alabanza y la predicación se hacen con la palabra. Estas tres cosas engrandecen a una ciudad, pero eres tú rey de Dios quién debe hacerlo hoy y ahora mismo.         Sé rey efectivo del reino. Dios es todo en todos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s