LA GRACIA ABRE LOS OJOS A LOS CIEGOS

“Al pasar Jesús, vio a un hombre ciego de nacimiento. 2Y le preguntaron sus discípulos, diciendo: Rabí, ¿quién pecó, éste o sus padres, para que haya nacido ciego? Respondió Jesús: No es que pecó éste, ni sus padres, sino para que las obras de Dios se manifiesten en él. Me es necesario hacer las obras del que me envió, entre tanto que el día dura; la noche viene, cuando nadie puede trabajar. 5Entre tanto que estoy en el mundo, luz soy del mundo.“ Juan 9:1-5

El Señor Jesús es gracia y luz. La máxima obra de la gracia es abrirle los ojos a los ciegos espirituales. Este es el trabajo de todo ministro competente del nuevo pacto ¡Abrirle con gracia los ojos del entendimiento a los que tiene el velo de la ley!. En el contexto de Juan 9 encontramos que la religión de la ley no pudo abrir los ojos al ciego de nacimiento. Pero cuando el ciego estuvo frente a la luz de Jesús, sus ojos fueron abiertos.
La ceguera tipifica:

a. la muerte debido a la oscuridad y solamente la luz de Dios puede abrir los ojos de los ciegos espirituales y traerlos de las tinieblas a la luz y de la potestad de Satanás a Dios.

b. 2 Corintios 4:4 dice : “en los cuales el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios.”

  • ¬¿En dónde está la ceguera de los incrédulos? Está en su entendimiento, ¿Qué necesitan estos ciegos para ver la luz de Dios? Necesitan que el evangelio de la gloria de Cristo sea la luz que les resplandezca el entendimiento.
  • ¬Pablo dice en Romanos 10:14 14¿Cómo, pues, invocarán a aquel en el cual no han creído? ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán sin haber quien les predique? 15¿Y cómo predicarán si no fueren enviados? Como está escrito: ¡Cuán hermosos son los pies de los que anuncian la paz, de los que anuncian buenas nuevas!.

En Juan 9:1 dice que al pasar Jesús vio a un hombre ciego de nacimiento.

a. Este ciego representa al incrédulo que tiene ciego el entendimiento. Mire a su alrededor, observe al interior de su familia, ¿Ya vio a los ciegos
de entendimiento?.

  • ¬Usted no tiene que ir al África para buscarlos, los ciegos están a su alrededor, están en su casa, en el taxi, bus, parque, oficina y colegio. Jesús vio a un hombre ciego. La iglesia está viendo a los hombres ciegos, pero ¿Qué estamos haciendo por esos ciegos de entendimiento espiritual?.
  • ¬Observe que el Señor Jesús vio a un hombre ciego. La preposición UN está en singular. Lo que Dios nos pide en la gran comisión es que le demos luz a uno sólo.

Este ciego de nacimiento era un mendigo, el V:8 dice “Entonces los vecinos, y los que antes le habían visto que era ciego, decían: ¿No es éste el que se sentaba y mendigaba?.”

a. La particularidad de un mendigo es pedir un favor, una ayuda inmediata.

b. Los ciegos de entendimiento necesitan tú ayuda espiritual pero inmediatamente.

c. Estaba en la gracia soberana de Dios que Jesús viera al ciego de nacimiento. La soberanía de Dios lo había elegido para ser el objeto de un milagro.

  • ¬Piensa en este momento en un familiar, amigo, vecino, conocido o desconocido, con problemas o sin problemas, déjame decirte él es el objeto del milagro de la salvación por gracia.
  • ¬Esa persona está dentro del marco de la soberanía de Dios, porque Dios no quiere que el impío muera sino que proceda al arrepentimiento para vida.

En el V:2 los discípulos le hicieron la pregunta teológica del pecado a Jesús, ¿Quién pecó, éste o sus padres, para que haya nacido ciego?. Los rabinos judíos tenían la creencia de que un niño podía pecar en el vientre materno y sufrir durante toda su vida el castigo de su pecado prenatal.

a. Jesús les dijo: “No es que pecó éste, ni sus padres, sino para que las obras de Dios se manifiesten en él. Me es necesario hacer las obras del que me envió, entre tanto que el día dura; la noche viene, cuando nadie puede trabajar.

b. El ciego estaba allí escuchando la conversación acerca de su caso. El ciego no pide nada, el se limita a escuchar. En pocos meses Jesús sería crucificado, y les dice a sus discípulos: “Me es necesario hacer las obras entre tanto que el día dura”. La noche habla de la crucifixión y el día de la gracia milagrosa de Jesús.

c. La noche del mundo es la gran tribulación, pero el día antes de la noche es el día de la gracia salvadora de Dios. Hay que aprovechar el día de la gracia e ir a los ciegos y abrirles los ojos para que vean la luz de su salvación.

  • ¬¡El hombre ciego era un milagro en perspectiva! ¿Qué hizo Jesús? “Escupió en tierra, e hizo lodo con la saliva, y untó con el lodo los ojos del ciego, y le dijo: Ve a lavarte en el estanque de Siloé (que traducido es, Enviado). Fue entonces, y se lavó, y regresó viendo.

El lodo representa la humanidad del ciego, y la saliva representa las palabras de vida del Señor Jesús y el untar o ungir representa al Espíritu vivificante.

a. Jesús dijo en Juan 6:63 “El Espíritu es el que da vida…las palabras que yo os he hablado son espíritu y vida”. La palabra de Jesús era medicina. Al ciego no lo sanó el lodo, lo sanó la palabra de vida del Señor Jesús.

b. Esa palabra de vida le dijo: “Ve a lavarte” ¿Qué hizo el ciego? “Fue entonces, y se lavó, y regresó viendo”. El ciego le respondió a Cristo y su respuesta culminó en la fe que salva.

Lucas 19:10 dice “Porque el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido.

a. Dios busca a través tuyo a los perdidos, por medio tuyo es que van a venir a Cristo y ser salvos por la gracia de Dios.

b. Ningún hombre ciego es capaz de restaurar su propia vista.

c. La visión espiritual depende del poder de Dios, pero entre tanto que estés en el mundo, luz eres para el mundo.

Las dos únicas cosas que pueden curar la ceguera física son la cirugía y un milagro. Pero la única cosa que puede darle luz a los ciegos de entendimiento espiritual es la palabra revelada de Dios. En Juan 9:25 el ciego sano dijo: “Si es pecador, no lo sé; una cosa sé, que habiendo yo sido ciego, ahora veo”. Cuando Jesús oyó que los fariseos habían expulsado al ciego curado; lo encontró, y le dijo:  ¿Crees tú en el Hijo de Dios? Y él respondió: ¿Quién es, Señor, para que crea en él? Le dijo Jesús: Pues le has visto, y el que habla contigo, él es. Y él dijo: Creo, Señor; y le adoró. Dijo Jesús: Para juicio he venido yo a este mundo; para que los que no ven, vean, y los que ven, sean cegados.

¿Qué es lo primero que vio este hombre con los ojos de la fe recién abiertos? Vio a Cristo como el Señor de su vida.

a. Abriendo los ojos a los ciegos es nuestro llamado, somos la luz de aquellos ciegos a quién el dios de este siglo cegó el entendimiento.

b. La ceguera espiritual de nuestros amigos, familiares, conciudadanos y vecinos les será quitada cuando usted y yo contactemos a esos ciegos de entendimiento y les presentamos la palabra de la gracia que es la luz que abre los ojos a los ciegos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s